«Era un joven depresivo, infeliz, me sentía solo»

Sergio Alaniz

Antes de llegar a la Fuerza Joven, vivía de apariencia, tenía muchas amistades, siempre era el que más se destacaba. Me involucré en el mundo de la noche, en el vicio del alcohol. Pero dentro de mí existía un vacío. Era un joven depresivo, infeliz, me sentía solo. Siempre estaba con mujeres, para llenar ese vacío, y llegué al punto de prostituirme con hombres. Buscaba la felicidad en lugares equivocados. Siempre quería solucionar todo solo, porque pensaba que a nadie le importaban mis problemas, mi vida realmente era un desierto. Hasta que escuché sobre la FJU. Al principio no acepte, pero fue tanta la insistencia de los jóvenes que acepté y a partir de ahí mi vida cambio. Me liberé, dejé todo aquello que estaba destruyendo mi vida. La FJU me dio un lugar, ellos creyeron en mí hasta cuando ni siquiera yo lo hacía. Encontré amigos a los que les importaban mis problemas, que me ayudaron, que me querían tal como yo era y no tenía que aparentar. Fue entonces cuando me di cuenta de que Dios siempre había estado conmigo, que yo era el que no quería nada con Él. Hoy mi vida no es de apariencias, ese vacío que tenía fue llenado por el Espíritu Santo, toda mi vida fue totalmente transformada. Hoy tengo la gran oportunidad de servir a Dios y ayudar a aquellos jóvenes que se encuentran en la misma situación en la que yo estaba antes. Hoy puedo decir que la FJU cambió mi vida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *